Ruta de Los Bolos

La Ruta de Los Bolos se encuentra en el río de Dúrcal. Es una de las rutas más bonitas que se encuentra en el Valle de Lecrín. 

Se puede realizar una vez que salimos del casco urbano de Dúrcal, hay que buscar el camino que te dirija al instituto de Enseñanza Secundaria del Valle de Lecrín. Es un camino que transcurre junto a la acequia Mahina, como se conocía en época musulmana y que acompañará gran parte del camino.

Una vez que llegamos al I.E.S. deberemos coger el carril ancho que se encuentra a la izquierda que baja unos metros hasta de nuevo encontrarnos con la acequia de dominación nazaríes.

Este bonito sendero transcurre paralelo al valle del río de Dúrcal, con unas preciosas vistas. Una vez que llegamos al final de este camino en la que se estrecha al final, llegaremos a una señalización que indica Ruta de Los Bolos.

Esta primera parte también se puede hacer en coche pudiéndolo aparcar en una zona más ancha casi al final. Una vez llegamos al final de la vereda nos conduce mediante unos escalones de madera y unas cuerdas a una pequeña rambla donde pasa agua. Justamente enfrente, tras subir unos metros debemos de encontrar el cartel de inicio de ruta de los bolos.

Hasta llegar de nuevo a la acequia, en la que debemos ir por su filo y con mucho cuidado porque puede existir algo de peligro.

Pronto llegaremos a unos túneles realizados por los musulmanes en la piedra, podemos meternos y cruzar por la acequia o rodearlos.

Una vez pasado un kilómetro llegaremos a la toma de la acequia del río y descendemos hasta las aguas donde nos encontraremos a pocos metros la catarata del canal de fuga.

A partir de ahí comenzaremos a subir por el cauce del río ya prácticamente en pleno parque nacional de Sierra Nevada, en donde encontraremos una absoluta pureza del ecosistema.

Este tramo estará acompañado de piedras, agua fría, saltos de agua, pequeñas pozas. Al final llegaremos a una cascada más grande con unas gigantescas piedras colocadas ahí de forma natural por el propio cauce del río y donde se crea una poza más grande.

Esta ruta es aconsejable hacerla en verano ya que la temperatura del agua es fría. Hay que llevar puestas unas zapatillas deportivas y muda de ropa porque la mojaremos. La ida y la vuelta es por el mismo sitio y dura aproximadamente 2 horas y media con un buen ritmo.

Sin duda esta es una de las rutas del Valle de Lecrín que puedes realizar en familia, con amigos que al finalizar te aporta una relajación máxima. Si vienes a Los Cortijos del Valle es obligatorio hacerla, te encantará. 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola!
¿En que podemos ayudarte?