Barranco de Luna en Saleres

Barranco de Luna

El Barranco de Luna así se le llama a otra de las rutas que tenemos por el Valle de Lecrín. Es un desfiladero del barranco situado en Saleres. Este cañón no se ve cuando paseas por sus alrededores, puedes pasar de largo sin descubrir este misterioso lugar. 

Una vez que entras en el desfiladero, la sensación que vives dentro de ti es asombrosa al ver e impresionante cortado que encajona el Río Saleres. Esta ruta no es dificultosa ni tampoco ni tampoco muy larga. El tramo más bonito de esta garganta tiene unos 700 metros de longitud.

 

Barranco de Luna

¿Qué te vas a encontrar en el Barranco de Luna?

La estampa natural que te encuentras en este sendero por agua es maravillosa, tanto por la altitud de sus paredes como por la flora original que existe en este microclima. Las cárcavas en sus recovecos adornan este bonito paisaje junto a los fósiles existentes en sus roquedales que han quedado al descubierto por la erosión del agua. Durante todo el recorrido se produce un juego de luces  de «claro-oscuro» debido a la incisión de los rayos de sol en la sinuosidad del curso del torrente. 

La mayoría de las personas que recorren el Barranco de Luna quedan estupefactos. Es una experiencia que está cargada sensaciones y que se hace mucho más bonita si vas acompañado. 

Barranco de Luna

Es importante tener cuidado cuando nos introducimos en el barranco, aunque no es de gran dificultad este tramo no se debe de hacer cuando haya posibilidad de lluvia. Si llegase una tormenta y te pilla la única salida sería barranco abajo hasta que terminase el desfiladero, siendo imposible escapar por los laterales. Hay zonas arcillosas que con el agua se convierten en zonas muy resbaladizas. 

Durante el trayecto por Saleres hay algunos saltos de agua que se deben de atravesar pero sin mucha complicación. El calzado que se debe de llevar es deportivo preparado para poderlo mojar y resistente al agua porque todo el curso se va pisando el agua. La profundidad es de unos 15 o 20 cms aunque te encuentras algunas pozas que si tienen un metro de profundidad. 

El tiempo más idóneo para realizar el Barranco de Luna es en los meses de primavera, verano y otoño. Así podrás disfrutar de su colorido radiante que te regala las flores, el verde de su vegetación y los diferentes colores rojizos, marrones contrastando con las tonalidades más claras y pardas de su tierra. 

En este vídeo os mostramos el recorrido del Barranco de Luna realizado por los vecinos del Valle de Lecrín. 

Si quieres que tu experiencia sea mucho más placentera conoce todos los alojamientos rurales que tenemos en nuestra web de «Los Cortijos del Valle» y disfruta de una estancia enriquecedora. 

 

 

 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola!
¿En que podemos ayudarte?